Árbol de Navidad reciclado



Este año hemos querido tener un árbol de navidad original y con materiales reciclados.  Y como teníamos muchas latas vacías almacenas  nos decidimos a hacer un árbol con latas. ¿queréis ver como lo hicimos?...pues ahora mismo os enseñamos los pasos que seguimos.

Necesitamos 15 latas del mismo tamaño y 1 un poco mayor. Si no disponéis de tantas latas iguales, también podéis utilizar latas de refrescos que seguro que usareis más.





Con un punzón se le hicieron agujeros formando diferentes motivos navideños, para que se iluminen con las luces que le vamos a poner. También puedes perforar las latas con un clavo y un martillo.  Pintas sobre la lata el dibujo y comienzas a taladrar. Si no os veis  capaces de dibujarlo podéis imprimir dibujos para pegarlos a la lata con cinta adhesiva y taladrar sobre el papel.





 Tenemos que taladrar sólo las latas que van en los extremos, es decir 8 más la de la punta que llevaría doble taladrado para que se vea por las dos partes, y la lata grande que va de base. También le tenemos que hacer unos agujeros grandes por la parte de atrás de las latas para introducir las luces, en la lata grande que será la base, el agujero será en un lateral como se ve en la imagen. 

Se tiene que tener cuidado a la hora de hacer los dibujos y pensar que 5 miran hacia la derecha y 5 hacia la izquierda, ya que puedes acabar con los dibujos taladrados boca abajo.





  En la siguiente imagen veréis los agujeros que se hicieron.




 Ahora comenzamos a unir las latas con silicona caliente, las colocamos sobre la mesa para que al pegarse queden todas rectas.
 



 Se pegaron en filas de 5, 4, 3 y 2 teniendo en cuenta las latas taladradas que van en los extremos. No continuamos uniéndolas todas para poder pintarlas más cómodamente en bloques.
 


 
 Una vez pegadas pasamos a la pintura, se le dio dos capas finas de gesso que es una imprimación, podéis usar cualquier tipo de imprimación que tengáis.





 Recortamos un cartón duro de 16 x 10 cm. Que será para reforzar la base y así evitar que se balancee el árbol. También le aplicamos 2 capas de gesso.





  Aplicamos pintura acrílica como base un verde en tono pastel, se le dieron dos capas.
 



 Una vez seca la pintura terminamos de pegar, primero pegamos la base al cartón, teniendo en cuenta el agujero de la parte trasera para que quede justo atrás y no en un lado puesto que se vería. 







 Después comenzamos a pegar las filas. Puedes usar un pegamento fuerte o silicona caliente. Se le aplica pegamento o silicona en las partes por donde tocan, puedes ponerla encima y pintarle una señal para saber por donde echar el pegamento.










Cuando este el árbol pegado pasamos a la pintura para darle el toque envejecido con un tono verde oscuro más o menos el verde militar. Se le aplica y después quitamos el exceso de pintura con papel de cocina y así conseguiremos ese efecto.  
Como acabado si lo queréis conservar para los próximos años se le puede dar una capa de barniz o cera.



 Y ahora ya pasamos a la decoración, primero colocamos la estrella. Queríamos una estrella bien grande y optamos por ésta de poco peso al ser calada. Se pego con mucha silicona para que quedara fuerte. 





Para disimular la silicona se le dio un poco de purpurina con pegamento.





Y para que no se notara nada lo rematamos con una cinta.





 El resto de la decoración es muy fácil, con silicona pegamos las bolitas por la cuerda, y para tapar alguno de los huecos se le pegaron lacitos en rojo.
Le pegamos unas cintas doradas a la base y un lazo. Lo adornamos también con una tira de bolitas rojas facetadas dando la vuelta a todo el árbol, se le dio dos vueltas y fijamos en los extremos con un poco de silicona.




Colocamos las luces introduciéndolas por los agujeros de atrás.


 

 Y  Listo, ¿qué os parece?. Esperamos que os guste.














 FELIZ NAVIDAD.....



Suscríbete y recibe los contenidos del blog por correo

4 comentarios :